.

.

25 mayo 2014

Let it go

Es muy difícil dejar ir ciertas cosas. Vínculos particulares, ideas, amores... etc. A mi, eso me cuesta mucho. Y puedo decir que me di cuenta hace muy poco. 
Los diferentes vínculos que forme a lo largo de mi vida, amistades sobre todo, nunca los corte yo. Siempre se cortaban por una cuestión de tiempo, vivencias, o por la otra persona. Muchas veces quise hacerlo y no pude, porque era mas fácil dejarle el trabajo a otro, quizás. Otras veces no quise perderlo y por mas que intente, las cosas siguieron su curso natural. Hay cosas que van sucediendo por tiempo, por experiencias vividas. Por mas buena voluntad que haya, hay cosas que se pierden. 
Así como con las relaciones, me pasa con las ideas. Cuando algo me marca demasiado se me hace casi imposible dejarlo de lado, y en este caso intento buscarle los porqués por todos lados y no los encuentro. Probablemente me encuentre ahogada en un vaso de agua y tenga que dejar que las cosas se vayan acomodando solas, aunque eso no quita que mi cabeza no deje de maquinar. 
Cuando se me hace imposible descifrar algo o a alguien me meto aun mas en el asunto, y se que es parte de mi forma de ser. No me disgusta, pero se que en este caso me hace mal, y no quiero seguir sintiéndome mal. 
Necesito aprender a dejar ir algunas cosas, y sobre todo, a entender que hay cosas que se descifran con el tiempo. Este, es muy sabio por mas que no parezca. Es cuestión de entender que hay cosas que pasan por alguna razón, y estar preparado a que si sucede, no es lo peor. Es sol una experiencia mas, que con mas tiempo, servirá de algo para futuro.
Si, es muy simple escribir esto. Veremos como me va...

1 comentario:

  1. Sí, es más fácil escribirlo pero es el primer paso para entenderlo.

    ResponderEliminar

Tell me baby; what's your story?