.

.

13 noviembre 2013

1:26 a.m

El otro día que volvi a escribir por estos lugares, me puse a revisar una por una las entradas del blog. Si, quizás consideren que estaba un poco al pedo, y puede que tengan razón, pero al margen de eso, me agarro un rewind tremendo y tuve la necesidad de recordar viejas épocas. 
Es muy gracioso ver como mis gustos cambiaron tanto en todos estos años, desde lo musical, hasta por el género masculino claramente... A los 15 años puedo decir que ya estaba oficialmente rescatada de la música basura. Agradezco haber sido una de las pocas pibas de mi época que le gusten bandas viejas y de calidad. En cuanto a lo demás... y bueno, era una borrega. Puedo decir que me reí mucho con varias situaciones, pero con otras me quise pegar un tiro. ¿Enserio ya pasó todo ese tiempo? Me siento una vieja chota recordando las cosas, y recién tengo 18. Voy a tener que ponerme las pilas. 
Quise hacer esta entrada basicamente porque como volví a aparecer por acá, era necesario dejarlo en claro. Es bueno que este espacio haya sido siempre una especie de 'diario' para mi, en donde busco un enlace y encuentro cosas geniales o tristes, depende la época. Me alegro de haber vuelto, lo extrañaba.
Que no se corte, che.

1 comentario:

  1. Las redes sociales tienen eso de exponer como uno no resiste un archivo o sentirse orgulloso de como era/es.En mi caso creo que no cambie nada en los últimos 10 años... no se si eso es bueno o malo. Bueno lo voy a pensar.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Tell me baby; what's your story?